Google+ Followers

lunes, 31 de enero de 2011

Interrogante


Si acaso la esperanza se agotara
harta de mí
mis manos olvidaran tu nombre
y mis labios lamentaran la palabra
aún así
¿quedaría tu espalda desnuda
para cargar mi sonrisa muerta?
Cris.
Pintura: Edward Hopper

2 comentarios:

Milo dijo...

Saltando de blog en blog. Una pena que esto date de enero, pero es increible. Me encantaría poder ponerlo en mi blog con referencias al tuyo para no "usurpar". Un saludo

Cris dijo...

Gracias Milo. Por supuesto podés llevarlo a tu blog. Es una alegría poder compartir mis palabras con vos.
Saludos.

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.