Google+ Followers

martes, 13 de enero de 2009


Allí están
agazapadas
latiendo tenaces implacables
una mirada
y asomarán
pálidas de luz
sobre el óvalo ciego.

2 comentarios:

Nelais dijo...

Se me ocurrieron mil imágenes agazapadas, pero ninguna seguramente es el óvulo de este texto, me quedo con la duda que invita tu estilo criminal!

Besotesss Cris!!

Cris dijo...

Síí, Nelais!! Ese "ovulo" es la Nebulosa "Ojo del Diablo". No podía elegir otra cosa que no hiciera honor a mi prestigio, jajaja!!!
Besotes

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.