Google+ Followers

sábado, 24 de abril de 2010

Apocalipsis



Dónde estás
oscuro jinete en llamas

hacia dónde vuelas
destruido ya
tu nombre de muerte

no hallaran tus víctimas
el paraíso

tu mirada voraz las deglutió
las roció de alcohol
las vistió de estiércol

adónde irás
destructor de sueños
invasor de pesadillas
insecto omnívoro
caníbal animado

adónde irás
buscando tus párvulos muertos

seguirás
galopando fatigas
rasgando la noche
de sexo furtivo
lascivo

encontrarás algún rastro
de aquellos

que fueron
promesas festivas
esquivas

o serán otros
los que arrastren
con tristeza suma
la desdicha
del alma perdida.
Cris.
Pintura: José Viera - El Apocalipsis (VI)

No hay comentarios:

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.