Google+ Followers

jueves, 9 de octubre de 2008

Escribí

Escribí sobre tus pasos
sobre tu vientre
sobre tu almohada.

Escribí sobre nosotros
sobre ellos
sobre ninguno.

Escribí sobre tu asco
sobre tu miedo
sobre tu risa.

Escribí sobre el quizás
sobre el tampoco
sobre el ahora.


Nunca escribí
sobre tu amor.

No hay comentarios:

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.