Google+ Followers

domingo, 5 de octubre de 2008

Vos



Tus nervios vibran con mi aliento

el pensamiento corre detrás mío

entre los dos sólo pasa el viento

la boca se muerde sin barreras

cada abrazo es una hoguera

la sangre borbotea caliente

las manos corren a mi piel

me mirás y el cielo se abre

extrañás mis nudos

enroscás mis venas

mi olor te persigue

me soñas despierto

me odias dormido

el pulso se dispara

vivís

mi vida

morís

mi muerte.

2 comentarios:

Vanina dijo...

me encantó Cris.
y el ritmo es muy apropiado.

bravo!

Cris dijo...

Hola Vani! Gracias por tu comentario. Si, a mí me gustó, sobre todo el final de muerte, jajaja!!!!
Besitos

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.