Google+ Followers

lunes, 22 de diciembre de 2008

Vuelo

No titubeó cuando decidió poner llave a su corazón
ya estaba cerrado desde hacía demasiado tiempo
ajado, vencido
sin fuerzas para luchar quiso levantar vuelo
sólo alcanzó a arrastrarse pesadamente por la cornisa
hasta desflecar sus alas en un intento angelical
nada absolvería su pena
nada aliviaría su peso
lloró al fin
su alma
lágrimas
de hielo
y sal.

3 comentarios:

Nanu dijo...

Me gusta mucho Cris.
me gusta que la forma de lso versos acompaña lo que dicen


Muy felcies fiestas

Cris dijo...

Gracias Nanu, nació prosa pero me gustó más así. Besitos y muchas felicidades!!!!!!!

ricardo dijo...

La belleza del despojo, la austeridad de la verdad.
Hermoso
Ricardo

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.