Google+ Followers

domingo, 14 de junio de 2009

Se pensó diferente

Leyó su vida

desde allí vio caer telarañas

como sueños rotos

se pensó diferente

saltó y trepó

mariposa enlutada

hubiera querido volar

bajó arañando paredes

y se pegó al cristal

con su baba blanquecina

y su mirada se regodeó

en la inmensidad verde

de laberintos reales

y el dolor quebró su alma

sus ojos brillaron con el amarillo impúdico

y abrió las manos

y se desprendió del sueño

el azul frío le recordó al mar

la nostalgia por las alturas

le demoró el regreso

un dolor nuevo atravesó su cuerpo

cayó con la esperanza de nacer diferente.

4 comentarios:

Nanu dijo...

Cris. Me pareció muy triste el texto. Es que se nace como se nace y después remarla toda la vida o todas las muertes.

Un besote grande

Cris dijo...

Sí, es triste. me parece que debo ver más seguido a mi analista. Todavía no consigo escribir algo más alegre, jajaja!!!
Besitos Nanu

MariaK dijo...

A mí me pareció triste, pero hermoso. La tristeza no tiene porque ser siempre algo negativo.. Además el ritmo del texto es atrapante..
Me gustó mucho!!

Saludos!

Cris dijo...

Gracias por visitarme, MariaK!!
Besitos

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.