Google+ Followers

sábado, 31 de mayo de 2008

¿...?



Qué pasa cuando la noche sofoca al alba
y tiende un manto vaporoso sobre mi piel
Qué pasa cuando la incertidumbre penetra en mi alma
y la deja sin acierto
Qué pasa cuando todas las puertas trampean
al fantasma de tu sombra
Qué pasa cuando cada gesto mío
es hundido en las ciénagas de la desolación
Qué pasa amor, con mi amor
cuando aún no me has amado.


Cris




2 comentarios:

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

Qué cosa che: parece que le abrimos la puerta a la poesía; y ahora quién la cierra... espero que nadie...

Cris dijo...

Que así sea Sebas!
Nos estamos viendo
Cris.

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.