Google+ Followers

jueves, 15 de mayo de 2008

El Ángelus


El Ángelus de Millet - Salvador Dalí

En un espacio plano hay un lugar imaginado donde dos sombras se encuentran: ella y él.
Gigantescas formas grises sobre un tiempo azul de paranoia.
Protectores del mundo, acompañados por oscuros amigos anidando sobre sus extrañas formas.
Ladrillos sobre ladrillos, fortalezas de amor. Puertas, ventanas, castillos coronados por nubes y más nubes azul cielo.
Horizonte negro, ondulante horizonte.
Leche de madre baña sus noches.
Pero aún es el día y un baldaquín de luz cae sobre sus cuerpos desnudos, erguidos.
Ella madre, él mensajero de amor.
Y allí están rezando un ángelus por nosotros, eternos custodios de un mundo azul
Geometrías lapislázuli y doradas los sostienen y ponen límites a sus rezos.
Sueño de genio.
Caballos desenfrenados galopando sobre sábana virgen.
Huellas multicolores.
Orfebre de imágenes.
Dueño de un tiempo mudo suspendido de un pincel.
Cris.

No hay comentarios:

Soledad

Soledad
Abrir la puerta de mi casa es todo un desafío. Mi casa y mi corazón. Y no es necesario usar llaves. En este pequeño lugar del universo no son necesarias porque aquí está todo a flor de piel: olores, sabores, murmullos, gritos y silencios. Luces y sombras de ciudades y desiertos. La vida, el amor y la muerte. Y las palabras como hilo conductor. Sólo las usaremos para abrir, si fuera preciso, diminutos cofres de confidencias, sueños y locuras varias compartidas con todos ustedes.
Bienvenidos a casa!
Cris.